Asilvestrada - Conectarse con la naturaleza

Me chiflan las plantas! Me gustaría vivir en el medio de una jungla con plantas que entren por las ventanas y que las raíces de los arboles que hagan de base para la casa…Ya, me encantaría , es una fantasía que tengo, pero luego la realidad sería que tendría un montón de bichos raros y animalitos, por no decir animales peligrosos ahah.
En la jungla de Instagram, he descubierto un proyecto muy green y muy jungle: ASILVESTRADA detrás de él se encuentra Alejandra, o mejor conocida como Asilvestrada. Pásate a conocer lo que hace, que ya te digo que es espectacular! Ella te hace mirar la naturaleza a través de sus ojos y créeme que es espectacular! Como también le encanta escribir y contar sobre las plantas y sus propiedades, le he propuesto a que se una a nuestra comunidad de curiosos, para hacernos descubrir su mundo verde y asilvestrado. Disfrútala!

Acercando la naturaleza a la vida de las personas

Alejandra Coll
Cuando me piden que escriba sobre mí, siempre me entra el pánico de la hoja en blanco. ¿Por dónde narices empiezo? Pues a ver, me llamo Alejandra Coll, soy de Barcelona, aunque hace casi 10 años que decidí vivir a las afueras de la ciudad, porque sentía que allí tenía muchas carencias. Silencio, vistas, atardeceres, paseos por el bosque, las estaciones, y mucho más. Y hace más de 15 años monté un proyecto profesional llamado “Asilvestrada”, que representa una una parte de mí, donde intento acercar la naturaleza a las personas en entornos urbanos, porque si yo sentía esa necesidad, quizás otros empaticen conmigo.
Pero empecemos por lo que para mí es el principio, conceptos sencillos. Los seres humanos llevamos en la Tierra miles de años, y solamente en los últimos cientos ha habido una emigración de las personas del campo a las ciudades. Aunque sintamos que la vida en la ciudad sea más cómoda, hay una parte de ti que se siente a gusto y en casa cuando está en contacto con la naturaleza, aunque sea solo por nuestra memoria genética. Es una necesidad animal y que está científicamente probada, la naturaleza nos centra, nos calma, nos ayuda. 
Cada uno tiene que encontrar su equilibrio, aunque sea con una sola planta en la oficina o en casa, para mí ese ya sería un buen comienzo. Observándola nos hace salir de nosotros mismos y cuidar a otro ser vivo, que además muy silenciosamente nos aporta tanto, y casi sin pedir nada a cambio. La plantas nos proporcionan alimentos, medicinas, madera, combustible y fibras. Además, brindan cobijo a multitud de otros seres vivos, producen el oxígeno que respiramos, mantienen el suelo, regulan la humedad y contribuyen a la estabilidad del clima. Las plantas pueblan toda la Tierra y muchos de nosotros casi ni las vemos. Y mira que en realidad están por todas partes, casi cada calle tiene árboles, hay plantas en los solares abandonados, en los parques, y allí donde parece que todo es gris y de hormigón, podemos ver en una pequeña fisura cómo la naturaleza se abre camino. No hace falta ir muy lejos para tener acceso a las plantas silvestres.
Las llamadas “malas hierbas” nos acompañan aunque no queramos. Son las activistas de la naturaleza, las ecologistas pioneras dentro del mundo vegetal. Estos vegetales no tienen malas intenciones, en realidad tratan de conquistar extensiones que hemos dejado abandonadas. Acarreando además con ese horrible nombre a sus espaldas, ellas siguen invadiendo con fuerza sin importarles las etiquetas. Además si nos informamos bien, veremos que estas plantas silvestres nos podrían dar una aportación increíble de nutrientes, vitaminas y sales minerales. Utilizar estas plantas supondría un gran beneficio para nuestra salud. Una de ellas por ejemplo, es el Taraxacum officinale , llamado de forma común Diente de león. Esta planta silvestre perenne, de hojas verdes y flor amarilla, es una planta diurética que antes utilizaban para las intoxicaciones y desórdenes renales. Puedes utilizar sus hojas en las ensaladas, hacer un jarabe con sus flores, o incluso tostar sus raíces y utilizar como un sucedáneo del café.
Os animo a que la empecéis a identificar, hay muchas variedades que aunque son diferentes, tienen propiedades similares, abrir los ojos al diente de león y a muchas otras, si queréis yo os acompaño por el camino. Os recuerdo la importancia de que observéis vuestro entorno, no arranques más de lo que necesites, respeta otros seres vivos que tanto nos aportan, infórmate y cuida de tu salud.
COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Green Mama’s Journal

Un poco de mi mundo y mucho de proyectos que me gustan, inspiran y quiero compartir contigo