Luna nueva en Cáncer

Me encuentro escribiendo estas líneas en la mesa del salón de casa de la familia de mi chico donde estamos pasando unos días. La pequeña Laia está aquí conmigo viendo los dibujos mientras tecleo en el ordenador y mi pareja está tumbado cómodamente en la butaca esperando a que termine para poder irnos a dar una vuelta. Hoy el plan de playa se truncó, ha llovido y el día está gris. Normalmente escribo sola en mi despacho pero hoy estoy aquí en familia y aunque el ruidito de la tele me distrae y en otra ocasión me hubiera retirado a otra habitación o hubiera reservado el escrito para otro momento hoy siento que toda esta estampa está muy en sintonía con esta segunda Luna Nueva en Cáncer del año (La primera la tuvimos el 21 de junio con Eclipse). Cáncer es refugio, es unión, es tribu, es seguridad, es pertenencia, es cuidado, nutrición, clan y es sostén. Energía del elemento agua que nos invoca a conectar con nuestras emociones, nuestra intimidad, nuestros anhelos, que despierta nuestro deseo de amor incondicional y apoyo mutuos. Que nos pide sostener y ser sostenidos. Cada uno en su contexto, cada uno en su realidad. A mi hoy se me manifiesta en familia, en lo doméstico, en acceder a darme cuenta de lo que me da seguridad. También es un momento para reconocer la importancia de nuestra familia de origen o elegida, nuestro círculo personal de amigos y del sentido de pertenencia y la seguridad que deriva de ellos.
Una Luna Nueva trae un nuevo comienzo y esta en concreto puede traer cierta sensación de urgencia en la toma de decisiones o a la hora de terminar un asunto para que podamos avanzar. Es un momento para alimentar nuestra base, todo lo que llamamos “hogar”, incluida la base que hemos construido dentro de nosotros mismos. La energía que se mueve nos conecta con nuestro chakra raíz situado en la base de nuestra columna en la zona del perineo. Es el chakra que te indica cómo de a salvo y segur@ te sientes y es muy posible que en estos momentos que vivimos se pueda desequilibrar fácilmente ya que esta Luna nueva se produce con una oposición Sol-Saturno que se encuentra junto a Plutón y Júpiter.
Puede ser que experimentemos una verificación de la realidad, probablemente relacionada con nuestro trabajo, responsabilidades o la situación social. Sentimientos de duda, pesimismo o culpa pueden socavar nuestra confianza. Saturno se encuentra en los mismos grados en los que estaba en Marzo con lo que puede devolvernos a ese sensación de bloqueo y pesimismo sintiendo obstáculos para el progreso e inhibiciones. Lo positivo del caso es que si conectamos con los arquetipos e interiorizamos con nuestra autoridad, regeneración, fe, responsabilidad y disciplina interiores podemos estar a la altura de las expectativas y aumentará la confianza en nuestra capacidad de ser responsables de nosotros mismos. Centrarse demasiado en nuestros sentimientos puede no ser muy “productivo” en este momento (aunque con el Sol y la Luna en Cáncer es complicado no caer en un estado algo subjetivo). Este es un momento para reevaluar los objetivos, teniendo en cuenta los límites de tiempo y energía. Puede ser un buen momento para desarrollar soluciones reales a problemas a largo plazo y para reconocer el significado detrás de las restricciones o limitaciones recientes. Podríamos reconocer la necesidad de adoptar un enfoque más humilde, más maduro y posiblemente más conservador. Es bueno en este tiempo el poder ponernos al día con los deberes o responsabilidades desatendidos ya que el ambiente nos permite hacerlo. Ojo con no caer en discusiones acaloradas o sin sentido, Marte está cuadrando a Mercurio y podemos disparar nuestras palabras como balas hirientes sino tomamos conciencia.
Si te sientes desarraigad@ de la madre tierra, desconectad@ de tus necesidades básicas (alimento, refugio y amor), sientes miedo e inseguridad o sientes heridas familiares probablemente tu chakra raíz esté desequilibrado. Cuando está equilibrado tenemos profunda comunión con la naturaleza, confiamos en las leyes naturales, actuamos siempre con la certeza de que nuestras necesidades siempre están cubiertas, conectamos con nuestra conciencia tribal y nos sentimos seguros pase lo que pase.
El miedo bloquea el fluir energético del cuerpo y este chakra que nos conecta con la seguridad y el sentirnos a salvo en el plano físico se ve afectado.
Siéntate de piernas cruzadas con la espalda muy recta en el suelo y siente cómo tu base está enraizada y conectada con la superficie. Puedes imaginar como en la parte baja de tu columna aparece una luz roja granate. Respira varias concentrándote en esa zona repitiendo: “la vida me protege y cuida de mi y los mios”.
Los aceites esenciales que mejor pueden acompañarte son el de mirra, sándalo o pachuli y mis cristales preferidos para trabajar esta zona son la obsidiana y la turmalina negra.
Estamos en el ecuador del año no desatiendas tu proceso de crecimiento personal, necesitamos despertar y elevar nuestra energía como la gran familia que somos. La luna nueva de hoy se da a las 19:32 hrs.
Seguimos mirando al cielo!!
Si tienes dudas o quieres conocer tu carta natal.
Instagram: @radio_sideral.
COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Green Mama’s Journal

Un poco de mi mundo y mucho de proyectos que me gustan, inspiran y quiero compartir contigo