By the way...I'm flexetarian

Hoy te hablaré de como cambié mi forma de comer y de como esto me ayuda a sentirme mejor, con más energía y más ligera. Siempre he sido de comer mucho y de todo, nunca me he mirado ninguna caloría. Desde pequeña, la carne ha sido muy presente en mi alimentación, siendo la base de la mayoría de los platos. En los últimos años cambié bastante mi alimentación introduciendo el pescado cada vez más, pero la carne todavía era un ingrediente indispensable en mi día a día.

Hace 6 años pensé en hacerme vegetariana porque nunca he sido partidaria de comer carne pero en mi familia y en nuestra sociedad te puedes sentir como un pequeño extraterrestre si quieres hacer la conversión. Todo el mundo come carne y si no comes carne ¿que vas a comer? Muchas cosas!!! Pero ya llegaremos a esta parte…

Mi intento de transformación, ha sido solo eso…un intento. Hace 3 años me quedé embarazada de la Júlia y mi alimentación hizo un cambio. Siempre he priorizado la verdura, la fruta, los legumbres, pero tenían que ser siempre acompañados de un trozo de carne o pescado. Con el embarazo, a parte de tener mucha ganas de sushi y de postres, he comido también mucha verdura, puedo decir que he aumentado el consumo.

Llegas al momento cuando tu hijo ya tiene una edad que tiene que empezar a comer solidos y entonces te entra ese instinto de protección, de querer darle lo mejor, de querer enseñarle una buena alimentación, que es la base para un buen funcionamiento de nosotros mismos. 

Llegamos ya a la parte de que me convierto en una flexetariana… Hace 5 meses, tras en segundo embarazo, parto, post parto y locura bonita con dos niños pequeños a la vez, decido eliminar la carne de mi vida, sin eliminar el pescado. ¿Porque este cambio? Porque mi cuerpo ha empezado a pedírmelo. En mi dieta ya había incorporado zumos verdes diariamente, comida integral, aumentado legumbres y semillas etc. Cuando iba a comprar la carne sentía repulsión en comprarla viendo el animal muerto y toda la sangre al lado…necesitaba un cambio.

Un día convencida, decidí de empezar una nueva etapa en mi vida y en ella no estaba presente la carne, pero el pescado sí. Creo que los cambios se tienen que hacer gradualmente, para no agobiarse por si no aguantas y quieres volver a lo que hacías antes.

SOY FLEXETARIANA: en mi dieta priorizo la verdura, la fruta, las legumbres, las semillas, los cereales...pero también consumo pescado. Ser flexetariano significa ser una persona que prioriza todo lo vegetariano, pero que de vez en cuando consume también carne o pescado. En Barcelona hay un local flexetariano por excelencia : Flax&Kale, si te animas a ser flexetariano, pásate a probar sus platos y seguramente te convencerá. Bien, después de mi larga confesión, te propongo un menú flexetariano que puedes compartir con quien tu quieras 😉

Salmón a la plancha y Ensalada de cítricos 

Compra el salmón fresco en tu pescadería preferida y pide que te lo corten en filetes para hacerlo a la plancha. A mi me gusta al punto de cocción y no te olvides que el salmón es un pescado que tiene mucha grasa buena y no necesita aceite cuando lo vas a poner a la plancha.

Ingredientes

  • Rucola
  • Escarola
  • Espinaca baby
  • 2 kiwis
  • 1 naranja de mesa
  • Arándanos
  • Aguacate
  • Semillas( de girasol, de calabaza etc.)
  • Semillas de cañamo
  • Aceite extra virgen de oliva
  • Sal

Receta

  1. Lavar y escurrir la escarola, la espinaca baby y la rucola. En un bowl, poner la escarola cortada junto a la espinaca, la rucola, los kiwis pelados y cortados, media naranja pelada y cortada en trozos,los arándanos, el aguacate cortado en cubitos, las semillas y añadir aceite de oliva, media naranja exprimida y sal a gusto, mezclar y ya está lista.
COMENTARIOS