Coconut frosting

Tiempo de preparación

5 min

Complejidad

Baja

Ayer tuvimos que hacer el weekend challenge del cole. Están estudiando Mary Poppins y tenían que cocinar algo dulce. Imagínate la felicidad de Jules! Hicimos un pastel de zanahoria vegano. No me pidas la receta porque quiero serte sincera, me ha quedado un poco crudo … nos lo hemos comido igual porque ha salido muy bueno, pero te quiero pasar la receta cuando la tenga perfecta! Prometido que muy pronto la probaré de nuevo y la perfeccionaré!

Casi nunca hago frosting para los pasteles o para los muffins. Como mucho, derrito chocolate y luego lo pongo por encima. Hace tiempo probé de hacer el frosting de coco pero me salió fatal, pero esta vez PERFECTO! Te voy a dar unos tips y ya verás que a ti también te saldrá perfecto! Bien, dos cositas importantes: no queremos frostings con mucho azúcar y dos, el colorante no es necesario, pero si lo utilizas que sea super natural. Ahora te lo explico bien.

Para hacer este tipo de frosting necesitas una lata de leche de coco  tipo tailandés. No busques la LIGHT porque no creo que te salga bien. Esta lata déjala en la nevera( no en el congelador) durante una noche. Yo la tenía hace tiempo, y estaba casi todo el contenido sin liquido, pero también con una noche sola va perfecto. Bien, después de tenerla toda la noche en la nevera, para que te salga primero el liquido( se queda siempre en la base del envase) dé la vuelta a la lata y abre por abajo, sacando primero el liquido.

Para que te quede coloreado, puedes utilizar colorantes super naturales como pueden ser: polvo de remolacha, un poco de cúrcuma en polvo, matcha etc. También a nivel de dulzor, lo puedes hacer a tu gusto. Yo le puse una cucharada de agave. Después de estos tips, vamos hacer nuestro frosting.

Me encanta ver cuando hacéis mis recetas! Taggearme please así las veo!

Gracias por estar aquí! <3

 

Ingredientes

1 lata leche de coco thai
1 cucharada de agave
1/2 cucharita polvo de remolacha

Receta

Pink frosting
  1. Deja la lata de leche de coco en la nevera durante toda la noche.
  2. Abre la lata y saca el liquido primero( si la abres al revés, si no, coge la leche de coco ya sólida).
  3. Pon la leche de coco ya sólida en un cuenco y con la ayuda de unas barritas eléctricas, bate bien durante unos 2 minutos.
  4. Mientras estás batiendo, añade el agave y el polvo de remolacha.
  5. Comprueba el dulzor y si lo vez necesario, añade un poco más de agave. También le podrías añadir un poco de vainilla.
  6. Guarda el frosting a la nevera hasta que lo vayas a utilizar. Si te queda algo, cómelo con fruta! Brutal!
COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *