Pasta al pomodoro

Complejidad

Baja

¿ Te había contado que he vivido una temporada en Italia? Pues si no lo sabías, ahora ya lo sabes 🙂 Italia! Mamma mia cuanta belleza! Y la comida, brutal! Me volví loca! Comía pasta para el  almuerzo y para la cena y era  un ritual sagrado, no podía faltar. Y para desayunar, madre mía si te cuento lo que comía para desayunar … ahaha va, ya que estoy, te cuento.  Siempre desayunaba al bar, en Italia creo que nadie desayuna en casa y el bar en la mañana es una locura, todo el mundo pidiendo café al mismo momento. No sé como se podían acordar los baristas lo que todo el mundo quería.

Por aquello entonces tomaba cappuccino con azúcar blanco y para desayunar comía un bombolone alla crema y uno con la nutella ahahha más un croisant de almendras. Pero añadía un zumo de naranja natural que siempre me hacía ardor, para añadir algo de fruta. Yup, mi desayuno italiano, buenísimo, pero no veas las calorías ahahah.

Pero para una persona que su dieta se aumenta en carbohidratos de manera repentina, gané peso, obviamente. Como era una cría, en cuanto empecé a mirarme la comida, en unas semanas perdí todo lo que gané y un poco más. Con los años también me acostumbré a ese estilo de alimentación y ya podía comer de todo que estaba hecha un palo.

Que injusta es la vida, ahora que más me cuido, como consciente, voy al gym, como saludable, he quitado todo lo malo y nada, me cuesta horrores bajar un kg que siempre lo gano de nuevo apenas como de nuevo. C’est la vie, ya lo he asumido, la edad, el hecho de ser madre de 2 niños, el hipotiroidismo etc. Me mantengo y ya está.

Una cosa del hipotiroidismo, también es aconsejable dejar de comer cosas que llevan gluten. El gluten está en todas las partes y por suerte no soy celiaca, solo intolerante …Acabo de empezar de trabajar con una empresa italiana, empezaré a llevarle las redes sociales y hago recetas con productos de la gama que va en línea con green mama, bio, integral, sin gluten, vegana, artesanal etc.

Ellos llevan una marca de pasta bio, sin gluten que me llevé a casa para probar y que quiero poner a la venta en la tienda online. Para la receta de hoy ( no veas como me he enrollado), he utilizado la pasta sin gluten hecha de arroz y maíz. Es una receta muy fácil de hacer, pensada para los días de verano porque lleva tomate y así estará en su mejor momento, una opción perfecta para hacer una pasta fría para llevar al trabajo, para un picnic o para las fiestas en las terracitas.

Como siempre, los ingredientes se pueden sustituir. Yo no tenía en casa, pero añádele rucola, o hojas de lechuga variada, verdura fresca o la horneas con los tomates  y para versión con proteína animal, añade atún y parmesano. Te paso la básica, por así decir y luego la puedes cambiar con lo que tengas en casa. Espero que la disfrutes!

Ingredientes

100g pasta sin gluten
300 g tomates cherry de dos colores ( o solo de 1 color)
50 g tomate seco en aceite
un puñado de semillas ( compra sin tostar y tuéstalas)
10g alcaparras
algunas hojas de cilantro fresco
pimienta negra recién molida

Receta

La pasta
  1. En una olla mediana, pon bastante agua y 1/2 cucharita de sal marina y lleva a ebullición.
  2. Añade la pasta y cocina como pone en el paquete.
  3. Cuando está, saca del fuego y ponla en un escurridor para que salga todo el agua.
Los tomates
  1. Calienta el horno a 180· y prepara una bandeja con papel de hornear.
  2. Mientras se cocina la pasta, cocinamos los tomates frescos. Los cortamos por la mitad, los mezclamos con un poco de sal, pimienta negra recién molida, un poco de aceite y orégano seco y los cocinamos al horno durante unos 15 min o hasta que notas que están hechos.
  3. Cuando están, remover y mezclar con la pasta. Opción 2: triturar con el turmix y luego mezclar con la pasta.
El plato
  1. Mezcla la pasta con los tomates horneados, añade los tomates secos tras haberlos cortado en tiras, las alcaparras pasadas un poco por agua y luego cortadas ( para sacar la sal), las semillas previamente tostadas, el cilantro fresco y un poc de aceite de oliva extra virgen y si crees necesario, añade un poc más de sal.
  2. Mezcla todo y disfruta! No olvides que es una pasta riquísima así, pero si quieres añadirle más mambo, tienes muchas opciones! Si la hace, compártelo así lo veo. Gracias!
COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *