Raw avocado&lime tart

Hello! Lo siento por no haber colgado la receta antes, pero voy con varias cosas a la vez! Este jueves en el SlowMov impartiré un mini taller de zumos verdes, creados con la verdura y la fruta de la colmena. Es la primera vez que hago esto y estoy super emocionada!! Espero haber contado bien cuanto necesito para hacer los zumos…espero no quedarme sin y hacer una figura de caca ahah!! Wish me luck!! También estoy preparando la receta de unas galletas navideñas saludables para el blog de Mammaproof. Voy a tope, pero muy,muy contenta, me encanta todo esto!

Ese momento cuando le coges el truco a una cosa y te sale bien, es único. Con la tarta raw vegan, he tenido ya mis pruebas y de gusto me salía muy buena, pero luego de medida, no. No salía alta como a mi me gusta, para que cuando la veas, que tengas ganas de comerla toda de un bocado.

Creo que la vida es un poco esto, probar, intentar, fracasar, probar de nuevo y al final si trabajas mucho y crees de verdad en algo, un día te saldrá bien. ¿Cual es el secreto de un pastel más alto? Wait for it…MÁS INGREDIENTES ahaha pues sí, el secreto es poner más del ingrediente que haces el relleno. Esta vez he utilizado 500 g de anacardos y el resultado has sido el esperado, una tarta alta y perfecta.

No soy vegana, soy flexitariana, o como podría describirlo mejor, como mucha verdura, cereales, frutos secos etc. pero también como pescado. Lo que más me gusta de la cocina vegana es que es muy creativa. Por ejemplo, sabes que no puedes utilizar el huevo y entonces tienes que encontrar sus sustitutos. También me encanta hacer pasteles sin azúcar refinado o integral, me gusta cambiarlos por sirope de agáve o azúcar de coco. Bueno, estoy intrigada con este mundo saludable, vegano, vegetariano y me encanta ponerme a prueba. Pues la prueba que tendrás un poco más abajo, es una tarta cruda muy muy buena, muy versátil porque la puedes hacer fácilmente y está tremendamente buena!!

Estoy muy contenta con esta receta y espero que la pruebes hacer. Es muy fácil y es muy versátil. Por ejemplo, si no quieres ponerle avocado no le pongas. La lima la puedes sustituir por la naranja, la mandarina etc. Y la fruta la puedes variar según la temporada.

Ingredientes

  • 500 g de anacardos puestos en remojo de 4-6 horas, o toda la noche( es para que no quede con grumos la crema)
  • 1 lima( lava la lima, ralla la piel y aparta/ esprime la lima y guarda el zumo)
  • 2 cups de almendras molidas( puedes molerlas tú, o puedes comprar la harina de almendras)
  • 1/2 cup de sirope de agave( he encontrado uno con jengibre que está buenísimo, si no tienes con jengibre, utiliza uno normal)
  • 1 cuchara de lino molido( deja en remojo durante 5 minutos 1 cuchara de lino molido con 3 cucharas de agua)-opcional
  • 1 avocado pelado y sin hueso
  • 1 lata de leche de coco(solo la parte blanca, la crema)
  • 1 cuchara de lingoberry( o cualquier otro superfood en polvo)-opcional
  • 1 cuchara cacao crudo
  • Uva( cuanta tú quieras, es para rellenar la tarta y para decorar)

Receta

  1. Coge un molde redondo y pon en el fondo, la mezcla de la harina de almendras+sirope de agave+la cuchara de lingoberry. Con la ayuda de una cuchara y tus dedos, reparte bien toda la mezcla y luego pon en el congelador.
  2. En una batidora, o en un vaso de turmix, pon los anacardos remojado y sin agua+el zumo de la lima+la piel de la lima+avocado+leche de coco+un chorro de agave y tritura todo bien, hasta llegar a la consistencia de una crema densa.
  3. Saca el molde con la base del congelador y construye un piso con la crema.
  4. Corta las uvas en rodajas finas y pon por encima.
  5. Coge 4 cucharas de la crema+1 cuchara de cacao crudo, mezcla y aparta.
  6. Con lo que queda de la crema, construye el segundo piso.
  7. Acaba la tarta poniendo la ultima capa, la crema mezclada con cacao y luego decora con uva y piel de lima.
  8. Guarda la tarta en el congelador unas 2 h más o menos, para que se compacten bien los ingredientes. Antes de comerla, dejala fuera del congelador unos 20 minutos. Se tiene que guardar en la nevera.
COMENTARIOS