Sobre el eclipse lunar el 10 de enero de 2020

¡Feliz y potente año nuevo!

Espero que hayas pasado unas bonitas vacaciones sea que hayas trabajado o hayas podido parar.

Tomara la forma que tomara espero simplememente que la luz de la conciencia haya inundando tu día a día. Para mi eso es lo importante todos los días de todos los años 😉

Verás, astrológicamente están sucediendo eventos importantes que marcan un cambio de ritmo. Se viven cierres y comienzos desde lo más profundo de nuestra psiquis.

Son cambios de esos que sabes que marcan una nueva forma de vivir, son cambios que sientes que deben suceder por mucho miedo que te den.

En el marco individual y personal están cayendo grandes estructuras, formas de hacer y de pensar para instaurarse nuevas formas y así también en el marco colectivo y social. Nuestro mundo interno y externo necesita reajustes.

Estamos en plena reestructuración y como toda reestructuración el proceso toma su tiempo, a veces es arduo, pesado e intenso pero no queda otra que abrirse al proceso y cobijarnos en nosotrxs mismxs con fe y determinación.

Rebobinando un poco, antes de cerrar el año 2019 el día 26 de diciembre tuvimos un eclipse solar en el Signo de Capricornio marcando nuevos comienzos o un nuevo enfoque en nuestra carrera, posición social o en la estructura y la organización de nuestra vida.

Fue momento para establecer metas prácticas y alcanzables, hacer compromisos, reconocer responsabilidades y nutrir nuestros sueños con especial atención al realismo y es que Capricornio nos enseña que conocer nuestras limitaciones y nos libera para centrarnos en lo que importa, dónde estamos, quiénes somos y hacia dónde queremos ir.

Dicho esto me adentro a este inicio del 2020 con las siguientes fecha a destacar:

10 Enero: Eclipse lunar (Eje Cáncer-Capricornio)

10 Enero: Urano retoma su marcha directa

12 enero: Saturno y Pluton forman una conjunción exacta.

Los eclipses lunares están más orientados a las relaciones que los eclipses solares, no siempre se trata de las relaciones entre dos personas.

Pueden desencadenar la conciencia de una necesidad en otras áreas de nuestras vidas, como nuestra relación con el trabajo, nuestra salud y nuestros cuerpos…

Este es un momento en que las cosas salen a la luz, cosas que se han estado gestando bajo la superficie. Un eclipse lunar es una Luna llena más potente y sus efectos tienden a durar más

.

El eclipse lunar del 10 de enero de 2020 ocurre cuando la Luna está a 20 grados de Cáncer, oponiéndose al Sol a 20 grados de Capricornio y es un Eclipse Lunar Penumbral (No es total).

Con el eje Cáncer-Capricornio involucrado, este eclipse lunar nos presiona para mirar más de cerca nuestras necesidades, carencias y deseos.

La polaridad Cáncer-Capricornio se refiere al equilibrio entre la vida privada, la vida doméstica, la necesidad de una base de operaciones y la crianza (representada por Cáncer) versus la vida pública, la carrera, la reputación y la responsabilidad (representada por Capricornio). Los apegos y el amor están regidos por Cáncer, mientras que los logros y recompensas / castigos están regidos por Capricornio.

 

De alguna manera, esta polaridad trata sobre el equilibrio del amor incondicional y el amor condicional. Cáncer nos alienta a valorar nuestra base y nuestras raíces, mientras que Capricornio nos propone considerar nuestro sentido del deber y de responsabilidad en temas públicos o profesionales. Si bien Cáncer puede contentarse con ser dependiente, Capricornio nos insta a ser adultos y responsables. Cáncer representa el origen y Capricornio representa la meta descuidar cualquiera de los extremos del eje puede resultar contraproducente para nosotros. Se debe encontrar un equilibrio entre las dos energías y esto es lo que este eclipse de Luna Llena nos invita a hacer.

Esta lunación trata de equilibrar nuestro compromiso con nuestra carrera (o responsabilidades con el mundo exterior) y las familias (o la vida personal). Algo se ha estado construyendo dentro de nosotros y ahora es el momento de que la energía del cosmos nos ayude a que lo dejemos salir. En las próximas semanas y meses descubriremos lo que esto significa todo esto para nosotros.

El eclipse ocurre cuando el Sol está alineado con la conjunción Saturno-Plutón en Capricornio (2 grados). En este momento tenemos el desafío de enfrentar nuestros apegos, emociones y necesidades íntimas, en realidad por muy intenso que se sienta es una oportunidad de empoderarnos y de enfrentar monstruos del pasado. Sí, sé que emocionalmente podemos sufrir una sacudida ya que la luna justo en frente conectado con estos dos titanes siente que su protección y su necesidad de pertenencia hacia lo conocido se destruye y se enfría.

Mercurio Además está en conjunción exacta con el sol y en oposición a la luna enfatizando el poder de las palabras y la racionalización. Puede haber una verdadera dicotomía entre lo que nos dice nuestra cabeza y nuestro corazón. Como resultado podríamos vivir una tensión nerviosa sientiendo presión para tomar decisiones pudiendo conectar con una conciencia repentina de nuestras emociones frente a las reglas y las ambiciones.

Este es un momento para ir despejando patrones pasados que nos han estado frenando en nuestra realización personal, particularmente aquellos que están centrados en el hogar o la familia o que giran en torno a nuestro equilibrio entre el trabajo y el hogar y las actitudes hacia la comodidad y la responsabilidad.

Personalmente creo que de este eclipse aprenderemos que necesitamos ponernos en contacto con nuestras necesidades de comodidad, familiaridad y amor para que nuestras vidas, incluida nuestra vida profesional, puedan estar llenas y completas.

Las lunas llenas siempre son buenas en magnificar situaciones o problemas que ya existían previamente para que podamos ver dónde recuperar el equilibrio.

Nuestro trabajo más amplio debería consistir en alcanzar un buen equilibrio entre nuestro enfoque en la vida personal y privada,nuestros deberes, responsabilidades y objetivos profesionales o públicos.

La iluminación en estas areas ahora nos brinda una oportunidad de oro para explorar nuestras necesidades emocionales lo que en última instancia puede conducir a acciones y decisiones positivas. Puede haber una mayor conciencia de las fallas en nuestros sistemas y estructuras actuales. También puede haber una necesidad y deseo urgente o repentino de expresarnos y una fuerte compulsión para resolver un problema.

No se recomienda realizar rituales en momento de eclipse. Lo que sí recomiendo es descansar, tomarse las cosas con calma y no llenarse de obligaciones.

Te  mando un abrazo y estoy deseosa de seguir el camino juntxs en este 2020.

-CARLA-

No dudes en escribirme a: carlaburgell@gmail.com

o DM en @radio_sideral

COMENTARIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Green Mama’s Journal

Un poco de mi mundo y mucho de proyectos que me gustan, inspiran y quiero compartir contigo